fiscal01Desde el punto de vista que nos presenta el Gobierno, puede parecer que hemos llegado a la panacea de la Legislación fiscal entendida ésta como el hecho de dar el espaldarazo definitivo a la demanda histórica por parte de la pequeña y mediana empresa acerca de la posibilidad de no pagar el IVA de sus facturas de ingresos hasta el momento de haberlo cobrado.

Pero nada más lejos de la realidad. Después de un análisis pormenorizado de ventajas e inconvenientes de este registro hemos llegado a la conclusión de que las obligaciones registrales que genera al contribuyente, la desventaja competitiva con otras empresas del mismo sector que no se acojan al citado régimen y el hecho de tampoco poder deducir los gastos aún no pagados implican que este nuevo sistema resulta poco apetecible a nuestro entender para la pequeña y mediana empresa salvo casos muy excepcionales.

Para mayor aclaración de todo esto, pueden aprovechar las primeras semanas de enero para que, aprovechando que entramos en plazo de liquidación de IVA y de previsión de cierre del ejercicio, se pasen por la asesoría a aclarar cualquier duda que pudiera surgir al respecto.

En cualquier caso, el hecho de no darse de alta antes del 31 de diciembre no implica que posteriormente, y ya para el siguiente ejercicio, no se pueda optar por el alta en este sistema sin perjuicio alguno, con lo cuál, probablemente no es el mejor momento.

Ángel Luis Álvarez Díaz

Gestor Administrativo Colegiado

Grupo F.Alvarez

visite nuestra web www.falvarez.com